X

Darién, bunde y bullerengue – Panamá

Entre la Panamá visible y la república de Colombia existe una provincia olvidada: Darién.

Darién posee una selva intrincada, ríos caudalosos y una rica diversidad étnica que alberga pueblos indígenas, blancos mestizos y negros cimarrones herederos de los ritmos afrocoloniales, que resguardados de generación en generación, mantuvieron viva la tradición rítmica de África en América. En términos generales, la presencia africana ha dejado un profundo legado en las culturas latinoamericanas a través de la música. Muchos géneros musicales en América tienen su raíz en las tradiciones de estas comunidades de afrodescendientes. Varios de estos ritmos se han convertido en iconos sonoros como la samba, el merengue, el guaguancó, la bomba, la plena, el calypso, la cumbia, la soca, la salsa y el reggae.

Darién, bunde y bullerengue - PanamáLas expresiones musicales de los afrodescendientes en Centroamérica son más tradicionales y todavía no han sido asimilados por la industria comercial a gran escala; por eso son casi imperceptibles para quienes viven sumidos en la vorágine de las ciudades. Este es el caso del bunde y el bullerengue que son, a su vez, forma musical y danza.

El bunde es una danza y ritmo de carácter fúnebre autóctono de la región pacífica. Africano en su origen y cristianizado durante siglos de hegemonía colonial, se ha configurado como una forma de celebrar ritos fúnebres, el nacimiento y  la muerte  de Jesús, y también es utilizado para acompañar otros ritos religiosos. Por otro lado, el bullerengue es un ritmo y danza de la región caribeña; es propio del palenque de Mamoní y la tribu de los mandinga. De corte sensual, está asociado a la fertilidad, el amor y  la celebración.

Estas manifestaciones tradicionales solo se transmiten oralmente de padres a hijos a través del tiempo, lo que trae como consecuencia una presencia casi invisible en un país como Panamá, que vive a marcha forzada tras la modernidad. Y aún mucho más porque Darién es, por así decirlo, la provincia olvidada. Esto fue el acicate y detonador de Darién, bunde y bullerengue, magnífico proyecto realizado por Ingmar Herrera y que culmina en el nacimiento de Bontown: una comunidad de músicos e investigadores sonoros panameños que rescatan manifestaciones musicales poco conocidas o en vía de desaparición, con los que crean diversas propuestas marcadas principalmente por un alegre eclecticismo rítmico.

El proyecto Darién, bunde y bullerengue se llevó a cabo como parte del proyecto Pro-Darién, financiado por el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y ejecutado por el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) y el PNUD dentro de sus iniciativas de rescate de la identidad cultural negra. Este proyecto contó con la participación exclusiva de cantores y músicos darienitas, grabados en sitio en la comunidad de Yaviza.

¡Conozcan un poco más de Darién, bunde y bullerengue en la X Sonora con la intervención de Ingmar Herrera del 30 de abril al 10 de mayo!

Darién, bunde y bullerengue - Panamá
*Fotografías cortesía de Miguel Lombardo