X

BRACCI, Francesco

San José, Costa Rica, 1976
Vive en San José, Costa Rica

Arquitecto y artista costarricense. En el año 2006 y a raíz de su participación en la Segunda Muestra Centroamericana de Artistas Emergentes realizada por el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC), realiza su primer trabajo de intervención en el espacio público en el marco del Festival Internacional de las Artes. Posteriormente inicia un proceso de exploración de las posibilidades físicas y funcionales de distintos materiales y sus posibles aplicaciones en arquitectura, diseño mobiliario y prototipos para el espacio público. Es así como se establece “La Casa Laboratorio”, espacio destinado a recibir material y producto en desuso de distintas empresas e industrias. Con los resultados de éstos procesos, fabrica varios modelos que son puestos a prueba en distintos espacios urbanos y festivales de asistencia masiva como son el Festival Internacional de las Artes (FIA), en el año 2006, 2008, y 2010; el Festival Nacional de las Artes (FNA), en el 2011; Valoarte, en el 2006, 2010, 2011; el Festival de Verano, en el Parque Nacional, en el 2010; así como también la presentación en diversos espacios expositivos como en la Bienal Iberoamericana de Diseño realizada en Madrid en el 2012, en donde obtiene premio en la categoría de diseño. F.B.

En la X Bienal Centroamericana:

Francesco BRACCI
Vibrosfera, 2016
Instalación en espacio público
Cortesía del artista. Con la colaboración de Pinturas Sur

En torno a Vibrosfera:

El diente de león es una planta con flor considerada como “mala hierba” ya que puede crecer prácticamente en cualquier sitio y bajo cualquier circunstancia. Hay varias particularidades en ella que me interesa emular en el proyecto: el movimiento y el sonido causado por éste. Busco reproducir la movilidad provocada por el viento, generando una estructura que fluya a partir de las condicionantes climáticas de su emplazamiento. Así, por ejemplo, dependiendo de la dirección de los vientos predominantes la estructura responderá al impulso, bailando e interactuando en menor o mayor grado, siguiendo la intensidad y ritmo de éste elemento climático. A nivel sonoro, pretendo potenciar esta interacción produciendo texturas metálicas a partir del roce de los elementos. El diente de león, a pesar de ser una mala hierba, posee ciertas particularidades estéticas que la destacan de su entorno y la diferencian del resto de las malas hierbas. El proyecto funciona bajo el sistema de open source, de manera que todos los componentes de la obra están disponibles y descargables aquí: vibrosfera, con el fin de que ésta pueda eventualmente multiplicarse-reproducirse en cualquier parte del mundo al igual que una mala hierba. F.B.

Obras anteriores