X

GALINDO, Regina José

Guatemala, 1974
Vive en Antigua Guatemala

Poeta y artista visual, su trabajo ha sido expuesto en muestras individuales y colectivas, incluyendo “Mecanismos de Poder” en el Frankfurter Kunstverein en Frankfurt, en el 2016; “Estoy Viva” en el Pabellón de Arte Contemporáneo, en Milán; “Piel de Gallina” en Artium, en Vitoria España, en el 2012; las 49ª, 51ª, 53ª y 54ª Bienal de Venecia, entre muchas otras bienales; y en espacios como el PS1 de Nueva York, la Tate Modern en Londres o el Centro George Pompidou en París. Galindo ha sido galardonada con el León de Oro a la mejor artista joven en la 51ª Bienal de Venecia; el Premio Príncipe Claus de Holanda, en el 2011, y el Gran Premio en el 29º Ljubljana Bienal de Artes Gráficas, en el 2011.

Ha sido seleccionada en residencias artísticas internacionales incluyendo la Kuntlerhause Bethanien de Berlín; el Chateau Trebesice, en Praga; Le Plateau, en París; y Artpace, en San Antonio, Texas. El trabajo de Galindo forma parte de colecciones como la del Centro Georges Pompidou, Solomon R. Guggenheim Museum, Castello di Rivoli, Daros Latinoamérica Collection, Blanton Museum of Art, Museo de Arte Contemporáneo de San José, y  la Ella Fontanals-Cisneros Collection. Su poesía ha publicada en diversas publicaciones y revistas y tiene publicados dos libros. Telarañas, Editorial El Pensativo, 2016; y Personal e Intransmisible, Editorial de la Fundación Coloquia, en 1999.


En la X Bienal Centroamericana:

Regina José GALINDO
Mazorca, 2014.
Totonicapán, Guatemala
Documentación Performance. Video Duo Channel
Cortesía de la artista

En torno a Mazorca:

«Destruyeron nuestra casas, robaron nuestros bienes, quemaron nuestra ropa, llevaron a los animales, chapearon la milpa, nos persiguieron de día y de noche.» Caso 5339 (declarante hombre achí) Plan Sánchez, Baja Verapaz, 1982. Tomo 1. Capítulo Tercero. Remhi

Durante la guerra en Guatemala, como parte de la estrategia militar de tierra arrasada, el maíz fue cortado, fue quemado, fue destruido por el Ejercito Nacional con la intención de destruir a comunidades indígenas, consideradas bases de la guerrilla. La paz fue firmada en 1996. El maíz resistió. Los pueblos resistieron. En el 2014, el Congreso de la República aprobó la Ley para la Protección de obtenciones vegetales, popularmente conocida como Ley Monsanto, que ponía en riesgo el futuro del maíz y la autonomía alimentaria del país. Fueron los pueblos indígenas los que más se opusieron, logrando la derogación de la ley.

Me mantengo oculta dentro de un maizal. Cuatro hombre cortan con machete todo el maíz hasta descubrirme. Por unos minutos permanezco de pie sobre las la milpa cortada. R.G.

Obras anteriores