X

KOPELMAN, Irene

Argentina, 1974
Vive en Ámsterdam, Holanda

Para Kopelman el dibujo constituye un instrumento de observación y conocimiento. Ha trabajado junto a científicos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, haciendo patente las similitudes y diferencias entre el método científico y el del arte. Trabajó con el bosque tropical lluvioso, manglares y otros ecosistemas panameños. La artista se interesa en la noción de “modelo”, concepto usado en muchas disciplinas científicas con la finalidad de hacer accesible el conocimiento, y consecuentemente organizar el mundo. Históricamente, dicha organización necesitó de simplificaciones y categorías, pasando entonces de largo lo particular. Para Kopelman, el modelo es la materialización de este proceso de pensamiento.

Deseando hacer evidente la imposibilidad de dividir la totalidad y encerrarla en categorías estrechas, la artista retoma lo singular e intenta, por medio de representaciones, hacer evidente la complejidad de lo aparentemente categórico. Durante el proceso de investigación y creación, Kopelman explora el vínculo entre dos fuentes: una de contacto “directo” con la naturaleza y otra de contacto “mediado” – convertido en objeto o paisaje – expuesto en un museo. De la convergencia de todos estos elementos emerge un narrativa basada en la dinámica de la diferencia y la repetición. I.K.


En la X Bienal Centroamericana:

Irene KOPELMAN
Entanglement, serie, 2015
Grabado. Serie de seis impresiones. Aguafuerte y aguatinta
Cortesía del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales

En torno a la serie Entanglement:

«El dibujo, inevitablemente, incita a pensar acerca de las diferentes funciones y formas: dibujar como una técnica, como una representación, como un medio de observación; como una forma de relacionarse con el paisaje, con sus elementos, con el conocimiento. En una selva tropical, la visualización puede ser una forma de crear orden en medio del caos. Un ojo entrenado, ya sea el de un artista o el de un científico, ve detalles específicos que otros pasan por alto. El dibujo puede ser un medio para entrenar el ojo, para ver, pero no de manera objetiva. Eso es lo que distingue a un artista de un dibujante científico. Si en un dibujo, desde un punto de vista estético, yo pudiera utilizar una línea o una marca en algún lugar, nunca la inventaría, pero examinaría cuidadosamente el objeto en busca de cualquier detalle pequeño y lo conservaría, e incluso lo enfatizaría para que se convierta en un detalle significante del dibujo. Siempre sacrificaría la objetividad en beneficio del dibujo.» I.K.

Obras anteriores