X

LEIVA, Alma

San Pedro Sula, Honduras, 1975
Vive en Miami, Florida, EUA

Alma Leiva radica en Estados Unidos desde los catorce años. Leiva recibió su licenciatura en artes visuales de la Universidad de la Florida en el 2007 y su maestría en artes visuales de la Virginia Commonwealth University en el 2011. Ha expuesto su obra en instituciones como el Hasted Kraeutler en Nueva York; el Philadelphia Photo Arts Center en Filadelfia, Pensilvania; el Houston Center for Photography en Texas; el Museum of Contemporary Art, la Galería David Castillo, y The Museum of Art and Design, todos en Miami, Florida; el Samuel Dorsky Museum of Art en New Palz, Nueva York; el balzer projects en Basilea, Suiza; y el Positions en Berlín, Alemania, entre otros. Sus residencias artísticas incluyen Vermont Studio Center en Johnson, Vermont; Atlantic Center for the Arts en New Smyrna Beach, Florida; The Byrdcliffe Guild y The Center for Photography en Woodstock, ambas en Woodstock, Nueva York; la MacDowell Colony en Peterborough, Nuevo Hampshire y la Yaddo en Saratoga Springs, Nueva York. Su obra ha sido publicada en numerosas revistas y periódicos como Lightbox de la revista Time, Photo District News, Newsweek, Miami New Times, El Nuevo Herald, ArtPulse Magazine, y el Huffington Post. A.L.


En la X Bienal Centroamericana:

Alma LEIVA
San Pedro Sula tiene cuerpo de mujer, 2016
Collage interactivo (proyecto multimedia)
Cortesía de la artista

En torno a San Pedro Sula tiene cuerpo de mujer:

Mi proyecto examina la violencia de género en San Pedro Sula, Honduras. La pieza establece una «geografía de la violencia de género» en la ciudad, basada en la investigación de casos específicos ocurridos en los últimos dos años. En un plano de San Pedro Sula, se localizan códigos QR que se corresponden con puntos específicos donde sucedieron hechos violentos contra la mujer. Cada punto ofrece al espectador información de las víctimas. El mapa está bordado y el collage se hace mediante el establecimiento de una relación personal con las víctimas a través de acciones cotidianas y rituales íntimos que afectan directamente la materialidad de la pieza. La fragilidad de los materiales que uso, como el papel, son una alegoría a la fragilidad de la vida pero también al impugnable sistema judicial que permite o trivializa la gravedad de estas violaciones a los derechos de la mujer. A.L.

Obras anteriores