X

VALLEJO, Lía

Honduras, 1992
Vive en Tegucigalpa, Honduras

Artista visual y diseñadora gráfica. A través de performances, acciones, videos e ilustraciones, Vallejo investiga la naturaleza humana, su potencial y su tendencia a negarse a si misma. Incursiona en el arte en el año 2013 con el proyecto “Nómada” de la Escuela Experimental de Arte Tegucigalpa. Desde entonces, ha participado en las residencias Modelo para Armar en Honduras,  en el 2016; y RAPACES, con el proyecto “Prótesis relacional”, en Nicaragua en el 2015. Cuenta con diversas exposiciones colectivas junto a artistas internacionales en el Centro Cultural de España, el Museo para la Identidad Nacional (MIN) y el Museo del Hombre en Honduras. Fuera de su propio país, ha expuesto en EspIRA en Nicaragua y en SatisFACTORY en Costa Rica. Como diseñadora a diagramado y diseñado diversas publicaciones editoriales-culturales entre ellas la revista de investigación Arte y Cultura del Centro de Arte y Cultura de la UNaH, catálogos de exposición y de artistas; así como proyectos creativos, de imagen y packaging a nivel nacional como internacional. Actualmente se dedica a las artes y el diseño freelance. L.V.


En la X Bienal Centroamericana:

Lía VALLEJO
Economía del placer, serie, 2016
Cuatro dibujos. Tinta china sobre lienzo
78 x 100 cm c/u.
Cortesía de la artista

En torno a la serie Economía del placer:

“Debemos crear placeres nuevos. Entonces, quizá el deseo continúe”. M. Foucault

La práctica de ciertos placeres ha sido estigmatizada, excluida e incluso vedada por las convenciones sociales contemporáneas, probablemente, en razón de la ambigüedad del concepto que, llevado hasta ciertos limites, podría tacharse de egoísta. El término chrèsis aphrodision refleja la voluntad de usar debidamente los placeres. Por un lado, un uso debido de los placeres podía ser entendido al modo animal, es decir, al modo de Diógenes quien abogaba por hacer sexo en público argumentando que no es malo comer y, por lo tanto, no lo es comer en público. Por otro lado, el uso adecuado implicaba el momento adecuado. Pero ¿cómo encontrar el momento adecuado para satisfacer estos deseos?

Con las obras de la serie «Economía del placer» reflejo la búsqueda y descubrimiento de los placeres en situaciones menos convencionales, placeres que existen y se viven, a pesar de ser despreciados por razones morales. Quiero destacar en las obras el aprovechamiento al encontrarlos y la bestialidad del comportamiento al disfrutarlos, dejando a un lado la atención al coito y los genitales, asociación sobre valorada y directa al placer de la época. L.V.

Obras anteriores