X

De La RIVA, Lourdes

Guatemala, 1955
Vive en Guatemala

Lourdes de la Riva, artista visual, realiza en el 2013, en Guatemala, el Monumento Urbano de la Plaza al Espíritu Ganador. Ha presentado cinco exposiciones individuales en Guatemala, en los años 2000, 2006, 2008, 2010 y 2012. Ha participado en más de sesenta exposiciones colectivas en Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Argentina, Brasil, Republica Dominicana, Ecuador, Chile, Paraguay, España, Estados Unidos, Italia y Francia. Fue nominada por CIFO en el 2014 y el 2015; seleccionada por el Festival de Arte Visual Contemporáneo, en Ecuador, en el 2013; por el Festival Internacional de Videoarte FIVA, en Argentina, en el 2012; y por la Galería Blanca Soto, en Madrid, en el 2012. Fue invitada por Alfons Huge para la Colectiva colateral de la 6ta Bienal de Curitiba; y por el Museo de Arte Moderno, de República Dominicana, en el 2012. Ganó dos convocatorias escultóricas en Guatemala, INMACO 2011 y Olímpica 2012. Ha sido premiada en la I Trienal del Caribe y Centroamérica, en el 2010; y en la Bienal de Arte Paiz, en los años 2000, 2002, y 2004. Fue seleccionada en la Bienal de Arte Paiz en el 2008, 2010, y 2014 . Representó a Guatemala en la convocatoria mundial de escultura de la UNESCO, en Francia, en 1998; y en las Bienales Centroamericanas de Costa Rica, en el 2000 y de Panamá, en el 2004. L.dlR.


En la X Bienal Centroamericana:

Lourdes De La RIVA
De la serie «Los Creadores», 2016
Instalaciones
Cortesía de la artista

En torno a la serie «Los Creadores»:

Durante los últimos años, con mi trabajo he indagado el vacío, la impermanencia y el rastro. Me he enfocado en evidenciar la huella de la actividad humana en la naturaleza –y viceversa–, y en poner de manifiesto las consecuencias de esta relación estrecha aunque no siempre justa. Por medio de rastros y objetos encontrados, así como de la escultura, la fotografía, el video y la instalación, genero un registro.

Las obras que presento forman parte de la serie «Los Creadores», obra en proceso en la cual trabajo desde el 2011. Parto de la convicción de que, aunque los seres humanos somos parte de la naturaleza, nos consideramos en un estadio superior desde el cual pretendemos dominar y modificar al resto de la naturaleza, a pesar de que no siempre, en esa posición, llevamos las de ganar. Las polillas, termas o chinches de los libros, son seres que habitan encubiertos en una de las creaciones del ser humano, los libros. Desde antaño hasta nuestros días, las polillas intervienen en silencio, devorando sin saberlo, los pensamientos plasmados en letras y gráficas impresas, generando así una nueva lectura. Actualmente, he incorporado a mi investigación el rastro que la presencia de las termitas imprime en la madera. L.dlR.

Obras anteriores